Magenbrot o Pan especiado de los Alpes


Magenbrot, la traducción? = Pan de estómago! Que nombre horroroso no?, si, antes tenía otro nombre, se llamaba pan espaciado de los Alpes y con el tiempo y por la cantidad de especias que lleva fue cambiando el nombre, una pena porque ahora solo se lo conoce con ese espantoso nombre.
El magenbrot es un dulce típico del norte de Suiza y sur de Alemania, antes solo se lo producía de forma cacera y en tiempos de quermeses y navidad, ahora está todo el año en el mercado y generalmente lo venden empaquetado en unas bolsitas rosadas, de lo más lindo!


Lo mas difícil de toda esta historia fue hacer la bolsita!

Y ahora vamos a la receta.

Ingredientes:
Para el pan

250 gr de Miel
250 gr de Azúcar
500 gr de Harina
25 gr de Zwieback (son esas galletas tipo tostaditas) trituradas finito
1 cdita de Canela
1/4 cdita de Clavo de olor
50 gr de Cáscara confitada de Limón
50 gr de Cáscara confitada de Naranja
50 gr de Avellanas trituradas finas
1 y 1/2 cdita de Bicarbonato de Amonio (Triebsalz)
1 y 1/4 dl de Leche

Para el baño 

300 gr de Azúcar
1 dl de Agua
35 gr de Chocolate amargo


Preparación:

Como verán, si ustedes tienen problemas con el azúcar, no se molesten en hacer esta receta, porque de que estas galletas son dulces, lo son!!! Se los aseguro.  Pero también están buenísima, así que vale la pena hacerse el tonto y por lo menos probar una.

En una cacerola calentar el azúcar con la miel, mezclar los ingredientes constantemente con una cuchara de madera hasta que alcance una temperatura de 60°.
Por otro lado, poner en una bols el harina con las especias, las tostaditas trituradas, las avellanas, las cascaras confitadas (previamente cortadas lo mas chiquitito posible, yo las congelé un poco y las puse en la trituradora para que queden biiiiien chiquititas), agregar el bicarbonato y mezclar todo bien.
La leche la agregamos a la cacerola con la miel y unimos bien.
Vertemos los líquidos sobre los secos y con la misma cuchara unimos lo máximo posible, cuando no podemos seguir con la cuchara nos ensuciamos las manos y formamos una masa uniforme y dejamos tapada y a temperatura ambiente que descanse durante toda la noche. Claro que a temperatura ambiente si es que es un ambiente fresco, no como en esta época del año en la provincia de Santiago del Estero! Ojo, que la masa descanse, no que se fermente!!!

Al próximo día dividimos la masa en 8 pedazos, hacemos unos rollitos de unos 2 cm de diámetro y colocamos en la placa del horno con una distancia de unos 4 cm entre un rollo y el otro porque la masa se expande bastante.


Calentamos el horno a 180°

Una vez caliente horneamos durante 15 minutos.


Dejamos enfriar y cortamos en forma diagonal pedacitos de unos 2 cm de ancho.


No, no cambió de color el pan, simplemente saqué esa foto de noche, es que aquí oscurece muyyyyy temprano, no me dan los tiempos con las fotos, perdón!

Y ahora vamos con el baño. Antes que nada, vayan buscando a su mano derecha porque necesitamos 4 manos en este paso!

En una cacerola ponemos el agua y el azúcar y cocinamos mezclando constantemente por tres minutos, apagamos la hornalla y agregamos el chocolate, mezclamos bien hasta que quede bien integrado.

En un bols grande ponemos un manojo de trocitos de pan, en forma de hilo vertemos un poco del baño y con una cuchara de madera mezclamos en forma envolvente los panes, tienen que quedar bien bañados, este paso se repite varias veces hasta bañar todos los panes.
Hay que tratar de hacerlo rápido, de vez en cuando vamos recalentando el baño porque tiene que quedar siempre en forma de hilo el chorro. 
Si la cobertura es muy líquida entonces se bañan mal los panes, tiene que ser tipo miel la consistencia.
Si la cobertura se endurece mucho, se le puede agregar un poquito de agua pero siempre se agrega cuando se está calentando. 


Una vez bañada las galletas se las va poniendo separadas en la placa del horno para que se vayan secando, no importa si se pegan un poco porque una vez secas se despegan bastante bien. Cuidado igual que están muy tiernas.

Una vez secas se las guarda en una lata en algún lugar fresco pero no necesariamente en la heladera.

Me hubiese gustado poner fotos de Zurich en navidad, las debo para cuando salga a dar la vuelta tranquila, por ahora solo dejo dos de la ultima quermes que fui este año.




Besitos a todos y hasta la próxima!

Ah, casi me olvido, las galletas son masitas tiernitas deliciosas, no se las pierdan!


0 comentarios

Publicar un comentario