Sockerkringlor o rosquitas agrandaculos de cardamomo


Hola mis queridos amigos, tanto tiempo. Como me gustaría ser mas estructurada y poder sentarme a escribir cada vez que horneo, pero así es la vida y el tiempo vuela y así de la primavera que fue la última vez que me pasé por aquí nos llegó el otoño pero ya tan avanzado que pronto llegan las primeras nevadas y los negocios se visten de fiestas y con ellas desenterramos las recetas navideñas, esta es para mí una nueva para la colección y de las que queda en el cajón de las favoritas.

Ingredientes:

para la masa:
42 gr de Levadura fresca de cerveza
1/2 cdita de Sal
125 gr de Azúcar
150 gr de Manteca (mantequilla)
300 ml de Leche
1 y 1/2 cda grande y no tacaña de Cardamomo molido 
1 Huevo normal a chico no de esos XXL que parecen de ganso que me trae mi huevero , cada vez que uso uno sufro por la pobre gallina
720 gr de Harina común (no se cuantos 000, esa más común que se usa para hacer el pan pero que no tiene leudante) 

para el relleno:
200 gr de Manteca blanda
85 gr de Azúcar
1 cda gordita de Canela

para pintar:
1 Huevo
4 cdas de Leche
Azúcar
Cardamomo en polvo


Preparación:

La preparación es un poco rara pero fácil y la verdad es que quedan divinos así que a meter las manos en la masa sin ningún miedo.

En un recipiente no muy grande desarmar la levadura, taparla con un poco de azúcar , cubrir el recipiente con film y dejar reposar unos 15 minutos hasta que la levadura se vuelva líquida y esté medio burbujeante. 
Derretir la manteca y agregar la leche, tiene que estar tibio el asunto, agregar el resto del azúcar, el cardamomo, el huevo y la sal, mezclar bien y unir con la levadura, agregar todo ese menjunje a la harina y amasar un rato, yo lo hice con la máquina unos 10 minutos, a mano será un poquito más pero no mucho. Tapar con film, poner en un lugar tibio hasta que duplique su volumen.

Preparar el relleno que no es más que unir los tres ingredientes formando una pasara blanda.

Una vez que nuestra masa está divina como ella sola, la dividimos en cuatro o en dos según el tamaño que quieran las rosquitas, la estiramos tratando de formar unos rectángulos lo más prolijos posibles y que sean finitos, mi masa no llegaba al cm de espesor, untamos el relleno y enrollamos, cortamos rosquitas de unos 2 cm de altura o 3 y pintamos con huevo batido con la leche y espolvoreamos un poquito de cardamomo. Dejamos media hora que leude un poco de nuevo.

Precalentamos el horno a 200° y horneamos unos 15 a 25 minutos según el tamaño de las roscas.

Ni bien salen del horno podemos ponerles un poquito de jarabe de arce o miel o simplemente azúcar.

No dejar enfriar y comerlas a todas de una vez!
(No, por favor no me hagan caso. O sí!)


Son tantos los bollitos que me salieron que ni bien se enfriaron los congelé a todos porque lo rico de estos pancitos es comerlos medio calentitos.

Y ahora espero que realmente pueda decirle hasta pronto mis queridos amigos!!!

Ahhhh, me olvidava; esas raras que están en la primera foto es porque intenté trenzarlas un poquito haciendo unos cilindros, cortándolos a la mitad y enroscando un poco, pero la verdad es que después de hacer unas cuantas así y quedar llena de manteca y ensuciar toda la cocina, desistí de la idea. Ahora solo depende de ustedes como les quede su obra maestra. 

2 comentarios

  1. Pues mira que esos nuditos de la primera foto son los que me han dejado pensando "cómo los habrás hecho? "qué técnica habrá usado" y menos mal que leí hasta el final el truco del enredo :-D jajajaja! eres genial! um besazo y te quiero mucho..

    PD: tenemos cosas pendientes. DEBEMOS hablar pronto y poner en marcha nuestro macabro plan :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajjaja Mai siempre me haces reír, que suerte que te tengo!
      Ahora nos conectamos y seguimos tramando nuestro plan supersecreto jajajaja
      Gracias por visitarme siempre . Te quierooooo

      Eliminar