Pan crocante sueco


Hace mucho tiempo, cuando trabajaba en el cine y sabía que no tendría tiempo de salir a comer, me llevaba de estas galletas y queso para pasar el día; una vez un compañero me vio y me gritó: Galletita!!! Que estás comiendo ahí?! 
-Pan sueco con queso!
-Pan sueco?!!! Eso no es pan! Eso es cartón!!! Escupí eso que te vas a enfermar!
- No pienso Abdu, estoy a dieta y no tengo tiempo de ir a comer afuera!
-Escupilo te digo, eso es un asco!
...
Al rato veo mi compañero hablando por teléfono a los gritos : blataratatá... blataratatá... Cartón...blataratatá...Argentienen...Cartón! Ok! Ok! Bye
...
Como salida del escondite llega la mujer de Abdu, con un tupper lleno de delicias que de solo verlas y sin cerrar los ojos te transportaba a las mil y una noches; la pobre con cara de asustada viniendo a salvarme la vida . 
Que horror, como explicarle que estaba a dieta y todo lo que tenía no podía ni asomármelo a la nariz?, como?, si yo no estaba gorda, solo es la costumbre de vivir a dieta porque soy una argentina que salió de esa generación en la que la mayoría éramos casi anorexicas y a las que a pesar de los años no se les pasan las costumbres de las dietas extremas. 
Como no podía decir que no, hicimos un trato, yo comería esas delicias y ellos probarían mi pan, que dicho sea de paso, bueno no estaba pero eso fue hace muchos años y con el paso del tiempo se fueron mejorando o quizás que con el tiempo fuimos descubriendo nuevas marcas hasta que encontramos el que realmente nos gustaba.
Este es una versión de esos panes, pero mucho mas deliciosa, nada que ver con los comprados. Me costó un montón de intentos conseguir una buena receta y esta es la mezcla de varias, soy consiente de que lleva su dosis de trabajo pero bien guardado en una lata dura un montón de tiempo.
Abdu te quiero!


Ingredientes:

10 gr de levadura fresca
175 gr de Agua tibia
1 cdita de Miel
130 gr de Harina de espelta
30 gr de Harina integral de centeno (mas un buen puñado para el armado)
60 gr de Harina integral de espelta (mas un buen puñado para el armado)
8 gr de Sal marina
20 gr de Semillas de sésamo
20 gr de Semillas de lino trituradas
20 gr de Semillas de chía 

Preparación:

Disolver la levadura en el agua y agregarle la miel.
En un cazo  (yo usé el del robot) poner las harinas, las semillas, la sal y agregar el líquido, amasar durante 5 minutos en la máquina o a mano hasta que quede una masa elástica, yo lo hice en la máquina porque la masa es muy pegajosa y la verdad es que no me gusta amasar a mano ese tipo de masas.
Una vez que logramos nuestra linda masita le rociamos un chorlito de aceite de oliva y acariciamos toda la masa para que si le entra aire mientras descansa, no se nos seque.
Cubrimos con un trapo húmedo y dejamos descansar una hora.

Precalentamos el Horno con ventilador a 200°

Espolvoreamos generosamente la mesa con una mezcla de harina integral de centeno y espelta (este trabajo lo haremos varias veces).
Formamos bolitas del tamaño de una nuez y estiramos tan fino como el grosor de las semillas que están en la masa, yo creo que las mías están de 1 a 2 mm de espesor. Les hacemos un hueco en el centro y pinchamos varias veces cada pan con un tenedor.
Toda esta parte es bastante tediosa porque la masa es muy pegajosa y hay que espolvorear generosamente y sin miedo varias veces con harina, al principio es difícil pero es solo hasta que le agarren la mano; lo importante es que queden bien finitas.
Yo puse de a dos bandejas en el horno porque son varias tandas las que hay que hornear.
Horneamos unos 5 minutos, las damos vuelta y horneamos 3 a 5 minutos más, tienen que quedar doradas pero cuidado que un par de segundo y se ponen marrones tirando a quemadas y eso no está bien porque se vuelven amargas.
Aveces incluso di dos vueltas, 5 minutos de un lado 3 o 4 del otro y 2 min del otro, pero no creo que sea absolutamente necesario.
Deberían quedar mas o menos de este color.


Perdón por la falta de nitidez de la foto pero mis ojos no me están ayudando mucho este ultimo tiempo.
Los suecos estiran este pan con un palo divino que tiene la figura como si fueran piquitos de diamantes y les quedan unos panes (o galletas) súper fashion! Como yo no lo tengo me quedan así de tristes.
Creo que necesito urgente ese palo, aunque no se donde lo metería, ya no tengo espacio ni para una servilleta nueva aunque si me lo pienso bien creo que podría hacerle un huequito en el armario de mi chico! Así es!!! Es la solución!!!
Ni bien consiga ese palito pongo fotos mas chuchis, si?


Y ahora me despido que me voy a seguir practicando para que cuando nos volvamos a juntar "las nenas buenas" a tomar unos mates, ya sea experta en esta tarea.
Hasta pronto mis queridos amigos.

4 comentarios

  1. No necesitas el palito, te quedaron genial! sobra decir que me llevo la receta y que la voy a ahcer muy pero que muy pronto porque desde hace unos meses Günter solo como integrales. Lucas y yo somos más hippies y sin nos cae un panecillo blanco no le hacemos ascos pero él está en plan marcial. Y como no es nada fácil encontrar pan integral real (el pan negro engaña y las publicidades de los paquetes también) pues nos hemos abonado a las rebanadas de pan crujiente sueco... cuando se las haga me va a amar :-) un besazo guapísima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mai querida, Günter te ama con o sin los pancitas pero a mi me va a alegrar que los hagas.
      Te agradezco que siempre estés presente y tantos piropos , sos una dulce de leche! (Al palito lo quiero a toda costa, jajajaja)
      Es verdad lo de los integrales, últimamente me agobia hacer una compra consiente, te mienten tanto en los productos que me cansan y como hacer pan es también un tipo de meditación, porque no?
      Besitos y ya me contarás que tal
      Nos estamos viendo

      Eliminar
  2. Vicky tienes un blog impresionante. Estoy encantada de haberte conocido porque estoy segura de que voy a aprender muchísimo de tí ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cuca, que hermosa sorpresa, muchas gracias por tu visita y espero tenerte seguido por aquí.
      Besitos

      Eliminar