Focaccia Veneta

Felices pascuas!!!
Hace muchos años, en el Veneto, la focaccia se preparaba solo cuando los novios se prometían, el novio regalaba a la familia de la novia el dulce con el anillo de compromiso escondido adentro. Actualmente es una tradición de pascuas, pero en realidad se puede comprar durante todo el año en los supermercados. Ahora, lo que yo no entiendo es quien preparaba el pancito, porque hacerlo lleva su buena dosis de paciencia y personalmente dudo que el novio en cuestión se haya tomado el trabajo de hacerlo, seguramente se lo hacia su santa madre, que con tal de sacarse el clavo de encima pensaría que no era lo mismo perder un día de su vida preparando el pan a perder toda una vida con ese hijo inútil pegado a sus faldillas! Tampoco entiendo a quien se le ocurrió semejante idea, quizás fue un panadero hacendoso que quería conquistar a la doncella mas linda y una vez logrado su objetivo, le copiaron todos los feos envidiosos convirtiendo así la focaccia en una tradición de los enamorados...(no puede ser que me quede con la intriga, a mi me contaron solo un pedazo de la historia) Tampoco se porque se convirtió en una tradición de las pascuas, quizás que antes, los chicos solo se les ocurría casarse en primavera y justo coincidía con las pascuas, en fin, para el próximo año les cuento bien el resto de la historia... Ahora nos concentramos en hacer bien la receta.
Ingredientes:
500 gr. de Harina 30 gr. de levadura de cerveza 140 gr. de Azúcar 90 gr. de Manteca 2 Huevos 1 Yema Sal solo una pizca 75 ml. de Agua 1 cda. de Aroma spumadoro o Grand Marnier (licor de naranjas) Ralladura de medio Limón 
Para la decoración:
Clara de huevo Almendras enteras (unas cuantas) Azúcar en grano (un poquito)
Procedimiento:
  1° parte 
75ml. de agua tibia 20gr. de levadura 50gr. de Harina mas o menos ( es solo para formar una pre masa, que sea suave) Se tapa y se deja leudar durante varias horas (yo lo hago tarde a la noche y lo dejo leudar hasta la mañana temprano del día siguiente)
2° parte 
30 gr. de Manteca temp. ambiente (mas bien blanda, pero no derretida) 45 gr. de Azúcar 1 Huevo temp. ambiente 100 gr. de Harina Formar de nuevo una masa que sea suave (yo intenté hacerlo a la manera antigua, todo a mano, pero es un chancherío así que renuncié y pasé a la máquina). Dejar leudar dos horas.
3° parte 
30 gr. de Manteca temp. ambiente 45 gr. Azúcar 1 Huevo temp. ambiente 100 gr. de Harina Repetir la misma historia. A estas alturas, si el novio lo hacía solo, creo que se la estaba pensando bien si de verdad se quería casar... Ahora, si lo hacía la madre, se estaba jurando, que si el chiquilín no se llegaba a casar, lo mataba!... Y si lo preparaba el panadero, estaba pensando que su primorosa doncella lo amaría por el resto de sus días sin chistar... Dejar leudar dos horas mas. 
Ultima parte 
 (bueno, casi) 30 gr. de Manteca 50 gr. de Azúcar 1 yema 10 gr. de levadura 1 pizca de sal Ralladura de limón El Licor Harina (todo lo que quedaba) Armar la masa, formar un lindo pan y ponerlo ya en el molde en donde lo vamos a hornear, pintar con clara de huevo, poner un par de almendras y el azúcar, con un cuchillo filoso, hacer una cruz y dejar leudar por media hora mas. Hornear a 190° por 40 minutos. 
Como verán, nada del otro mundo, no es mucho trabajo pero sí mucho tiempo, igual es fácil y rica. 
El resultado es una focaccia vastante perfumada y bastante compacta
Para mí, tiene gusto a pascuas!!!


0 comentarios

Publicar un comentario