Galletitas mortales de limón y grosellas (Redcurrant and lemon clouds )


Confieso que he pecado, he pecado mucho, fue "la gula", pero ya recibí mi castigo (ahora me duele la panza). 
Todo es culpa de Miranda Gore Browne ( la reina de las galletas inglesa), solo ella es la culpable de que no solo yo haya pecado, si no también Alex (mi chico), TODOS sus compañeros de trabajo y TODOS los míos.
De nada me sirvió pasarme los últimos días a ensaladita y manzanas, nooooooo. 
Quien me manda a hacer sus galletas, quien?!?


Hace unos meses, cuando tenía mi compu batata, le mandé a mi chico a que me imprimiera una receta porque yo no lo podía hacer, esa tarde me trajo la receta y al otro día me llegó el libro que me había comprado, primero me lo quería comer por dulce, pero cuando abrí el libro a la que me quería comer era a la autora, una mujer divina, que te endulza la vida con cada receta. Esta fue la primera receta que me enamoró y por fin maduraron mis grosellas y la puedo hacer.


Para 16 galletas

Ingredientes:

Para la masa:
100 gr de Manteca blanda
50 gr de Azúcar impalpable
50 gr de Azúcar común
Ralladura de  medio Limón
1 Yema
150 gr de Harina leudante
50 gr de Maizena
2 cditas de jugo de Limón

Para el merengue:
2 Claras de huevo
125 gr de Azúcar común
2 cditas de Maizena
200 gr de Grosellas (zarzaparrilla)

Preparación:

Batir la manteca con las azúcares, la ralladura, la yema, el juguito y una vez que se obtiene una crema uniforme, agregar las harinas y formar la masa, es una masa suave. Estirar la masa entre dos hojas de film o papel de horno, se la estira de esa forma porque la masa es pegajosa y no hay que agregar mas harina. Se la pone en la heladera por media hora.

Una vez fría estirarla bien hasta que quede de 3 a 5 mm de espesor.

Cortar las galletas con un corta pasta de unos 5 a 6 cm.

Hornear en el horno pre calentado a 180°  10 minutos, no tienen que dorarse del todo, pero yo las horneé por 13 minutos y quedaron doraditas (tenía miedo que se me humedecieran mucho con el merengue, y creo que hice bien, porque quedaron divinas.)
Sacarlas del horno, dejar dos o tres minutos y pasarlas a la rejilla a que se terminen de enfriar.

NO apagar el horno!!!

Mientras vamos horneando, preparamos el merengue hasta que quede bien firme.
Batimos las claras con el azúcar y la maizena, batimos, batimos, bat.... hasta que está bien duro y agregamos las grosellas con movimiento envolvente. (yo hice tres veces estas cantidades y la mitad de galletas las hice con grosellas y mirtillos).

Una vez horneadas todas nuestras galletas y con merengue en mano procedemos a cargarlas. Yo puse por cada galleta una cucharada sopera de merengue y me alcanzó justo para todas las galles.

Cuando ya tenemos una bandeja completa volvemos a hornear a la misma temperatura por unos 12 minutos, no tienen que quedar doradas, solo se tienen que secar un poco.

Se supone que hay que comerlas el mismo día que uno las hace, no se pueden conservar mucho tiempo, pero pienso que por lo menos tres días pueden durar, bueno, siempre y cuando no nos crucemos nosotros mientras las están haciendo. (mi chico se comió unas 5 mientras se estaban tratando de enfriar y no se cuantas cuando no lo veía).

Cuando las estaba haciendo pensé que lo mejor sería hacerlas mas chicas, pero por suerte no cometí ese error, no son tan grandes como parecen y se desaparecen en cuestión de segundos.


Me creen si les digo que si las prueban, no van a poder para y van a pecar como yo?

Y si las hacen y tiene alguna queja (por ej. Por tu culpa tengo un kilo de mas, etc, etc) yo no me hago cargo, aquí les dejo el blog de mi querida Reina de las Galletas

http://www.mirandagorebrowne.typepad.com

Besitos!!!

P.D. Hagan como yo, tripliquen las cantidades, que las galles están mortales!

3 comentarios

  1. Uahhh que ricas se ven!!! Sabes que jamás me sale el merengue? Tengo una tara con esa preparación. Nunca logre un buen merengue.
    Besitos y a disfrutar que la vida es una sola!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angelica, hace mucho me pasaba lo mismo y una amiga que es repostera de verdad (no como yo, solo de mentiritas!) me contó un secreto: el bols en donde batís las claras tiene que ser muy limpio, eso es mejor si es de metal o vidrio, ningún dejo de grasa por ningún lado, ni una mínima gotita de yema en las claras, limpiar los utensilios que vas a utilizar bien incluso con unas gotas de limón o vinagre, yo por poco no uso media botella de vinagre por miedo a que no se me haga la espumita y las claras tienen que estar a temperatura habiente , sacarlas de la heladera por lo menos 2 horas antes de usarlas (aunque yo ya hice merengue con claras helaaaaaaadas) y batir, batir, batir, ba.... hasta que esté a tu gusto. Ahhhhhh casi que me olvidaba, siempre su pizca de sal!
      Te mando un beso gigante y "persevera y triunfaras" jajajaja

      Eliminar
    2. O de lo contrario le decis a tu marido: Vení querido y sosteneme la batidora un ratito que ya vengo y a la media hora te apareces a ver como va la cosa, eso también vale, porque aveces los batidores nos tienen a nosotras medio entre ceja y ceja y no quieren funcionar.... probá dandole otra oportunidad a esas lindas claras!

      Eliminar