image
Repostería Casera

Cada ingrediente es especial porque siempre estoy tratando de encontrarlo del productor que como yo es artesano de sueños y aventuras.

ver oferta
image
Alfajores y Cia.

En muchos países sudamericanos hay gran variedad de alfajores pero yo solo te ofrezco los que llevo en la sangre y son los de mi añorado país natal.

ver oferta
image
Hola,

Soy Vicky

Despeinada de nacimiento y galletera de ¡corazón! Nací en Andalgalá, Catamarca, al norte de Argentina, una ciudad chica pero muy pintoresca. Hace un buen par de años y por motivos del corazón vine a parar a Zurich en Suiza. Vivo permanentemente enredada con algo, siempre en aventuras. Algunas salen bien y otras no tanto, algunas me llenan de felicidad y otras me hacen ver las estrellas.

Y de una de ellas nació este lugar, Mordiendo la Galleta, mi sitio ideal en donde poder compartir las recetas del corazón y alguna que otra de las que la gente me pide.

Waffles belgas con masa madre para adictos




Hola mis queridos amigos, hoy me paso a dejar esta receta para los adictos (como yo) a la masa madre.
Sin mas rodeo me voy directo a la receta.

Ingredientes:

160 gr de Masa madre activa
1 Huevo
20 gr de Azúcar 
6 gr de Sal
60 ml de Leche
160 gr de Harina común 
120 gr de Manteca fría (mantequilla)
50 gr de Azúcar perlada (es la que se usa para decorar, como grageas)

Preparación:

Simplemente poner todos los ingredientes en la amasadora menos la manteca y el azúcar perlado y amasar unos 5 minutos, a continuación agregar de a poco la manteca y seguir amasando hasta integrarla toda, a mi me llevó unos 10 minutos de amasado e incorporar el azúcar perlado (se lo puede hacer a mano pero para mi gusto es muy pegajoso el asunto).
Dejamos descansar unas tres horas mas o menos, hasta que la masa comienza a crecer y llenarse de burbujas.
Yo los cociné al máximo en mi wafflera por 2 minutos y medio cada uno y me salieron 5.

Una vez tibios o fríos se los puede acompañar con queso fresco y unas ricas mermeladas caseras y frutas o con lo que se les ocurra, incluso así solo están buenísimos.
Besitos y hasta pronto

Muffins super poderosos para comenzar bien el día


Hola gente linda, hoy me paso rápido a dejar la receta de estos muffins que siempre hago y la verdad que tengo esta receta anotada desde hace un millón de años en un papelito medio amarillento y manchado que en realidad es la parte trasera de una etiqueta y considero que ya es hora de pasarla en limpio así la próxima vez que quiera hacerlos no tenga que dar vuelta medio mundo para encontrar el dichoso papelito.

Ingredientes:

200 gr de Harina integral
1 cita de Polvo de hornear (levadura royal)
1/2 cita de Bicarbonato de sodio
125 gr de Azúcar integral (Panela o el azúcar que más les guste, yo uso de dátiles)
100 gr de Almendras requete trituradas
1 Pizca gorda de sal
1 Huevo
50 ml de Aceite neutro (yo uso de girasol)
150 gr de Yogurt natural
50 ml de Leche de almendras
1/2 Vainilla, las semillas
1/2 Naranja, solo la ralladura
1 Limón, solo la ralladura
150 gr de Frutos rojos, en mi caso arándanos y frambuesas de mi jardín o de las frutas que tengan a mano.

Preparación:

Calentar el horno a 180°

Mezclar todos los ingredientes secos por un lado incluyendo el azúcar y todos los líquidos por otro, unir las dos mezclas tratando de no mezclar mucho, apenas uniendo y no importa si la mezcla se ve grumosa o muy rústica, es exactamente así como tiene que ser, por último agregar la fruta, mezclar y colocar en el molde de muffins.
Espolvorear con un poco de azúcar para darle una cubierta crujiente.

Hornear de 25 a 30 minutos aproximadamente.

Estos muffins están súper tiernos y deliciosos, la combinación de sabores es ideal pero siempre se puede sustituir por las frutas que tengas en casa, incluso las nueces se pueden cambiar y agregar pasas.
Se puede hacer con harina y azúcar refinada y quedarían más tiernos todavía.

Y ahora me despido hasta la próxima!



Pan de centeno con nueces y pasas de higos para gente exigente


Como vuela el tiempo carajo! Me da la impresión que no me alcanza la vida para hacer todo lo que quiero y lo que tengo y sobre todo comer todo lo que quiero (aunque no siempre sea lo que debo). Sin embargo hoy les traigo una receta de lo mas sana y fácil pero no es para todo el mundo, no, es solo para aquellos que se animan a probar sabores diferentes, para esos paladares exigentes y sobre todo para esos amigos que están tan enloquecidos como yo con sus masas madres.


Vamos a la receta.

Ingredientes:

17 gr de Masa madre
175 gr de Harina de centeno 
145 gr de Agua
+
235 de Agua
310 gr de Harina de centeno 
10 gr de Sal
10 gr de Miel
5 gr de Levadura fresca de cerveza (opcional)
150 gr de Pasas de higos troceadas
100 gr de nueces


Bueno preparamos nuestros 17 gr de masa madre con los 175 gr de centeno y los 145 gr de agua, mezclamos bien, tapamos para que no le entre nada de aire y dejamos madurar entre 18 y 22 horas.
Pasado este tiempo, incorporamos el resto de los ingredientes formando una masa pegajosa, yo lo hago con una cuchara de madera o en la amasadora, tapamos y dejamos descansar media hora. En la mesada espolvoreamos generosamente harina de centeno, volcamos la masa, con cuidado de no incorporar demasiado harina a la masa formamos una pelota y la dejamos descansar en un recipiente bien enharinado entre 45 minutos o una hora.


Mientras tanto vamos calentando nuestra olla de hierro o piedra o bandeja de horno con el recipiente que usarán de tapa a 250°.

Ponemos el pan en la olla tapada, llevamos al horno y bajamos la temperatura a 230°, horneamos 25 minutos, destapamos y horneamos otros 20 minutos más.

Dejamos enfriar en una rejilla antes de cortar.

Les aseguro que es un pan super delicioso, un poco ácido con esa combinación increíble del dulce de los higos con el crocante de las nueces, ideal para comerlo con quesos de todo tipo pero con quesos azules es como tocar el cielo, un placer de los dioses y lo más lindo es que está tan simple de hacer que vale la pena probarlo.

Hasta pronto!


Curd de ruibarbo para morir contento


Hola mis amigos, como están? Espero que muy bien!
Como estoy yo? Feliz, esperando que maduren las frutas para hacer las mermeladas y mientras tanto sacándole el jugo al máximo al ruibarbo que tanto amo y que pronto se termina la temporada así que aprovechando que estos últimos días estuve como loca haciendo macarons y usando solo las claras y congelando tantas yemas, para poder usarlas me puse a hacer este manjar de los dioses.
Y sin mas vueltas que dar, vamos a la receta.

Ingredientes:

700 gr de Ruibarbo
325 gr de Azúcar 
200 ml de Agua
12 Yemas de huevo
1 pizca de Sal
1 Limón (solo el jugo)
225 gr de Manteca (mantequilla)

Preparación:

Lavamos bien los tallos del ruibarbo y cortamos con cáscara y todo muy finito, sacamos tres cucharadas de azúcar que habremos pesado previamente y mezclamos con el ruibarbo, lo ponemos en una olla y lo dejamos así nomás una media hora para que largue un poco el jugo. Pasado ese tiempo le agregamos el agua y cocinamos unos 7 minutos hasta que esté bien blando, cuidado que no se nos pegue a la olla. Lo ponemos en el vaso de la licuadora, agregamos el jugo del limón y licuamos bien.
A baño María batimos las yemas con el azúcar hasta que se ponga una espuma muy clara, yo lo hice unos 10 minutos mas o menos, agregamos la sal, y el puré de ruibarbo y batimos un par de minutos más, lo sacamos del fuego y agregamos de a poco la manteca cortada en cubitos, con una espátula y con movimientos envolventes terminamos de incorporar toda la manteca hasta que esté derretida y unificada completamente. 
Envasamos en frascos esterilizados y guardamos en la heladera. Si está bien hecho este proceso nos puede llegar a durar hasta dos meses.



Si lo queremos más rosado se le podría agregar colorante alimentario pero para mí no tiene sentido.
Se lo puede comer untado a un pan o con helado de vainilla o en una tarta con frutillas recién cosechadas o de a cucharadas (como lo estoy haciendo yo) o cómo se les ocurra!
No dejen de probarlo que está para morir contentos!

Hasta pronto ❤️


Pan de sándwich con masa madre


Hola mis amigos, cómo  van con sus masas madres?
Ya están super adictos y no paran de amasar?
Pues me alegro muchísimo porque hoy les traigo una receta super fácil y riquísima .
La verdad es que vengo probando un montón de recetas para panes de tostadas y aunque hay muchas muy ricas y esponjosas y tiernas y aromáticas y bla bla bla no había hasta ahora ninguna que yo pudiera decir "Esta es", la justa, pero ahora puedo decir que esta es para mí gusto personal que se aquí se queda y la que repetiremos siempre (gracias Gluten Morgen por la receta). 
Su sabor es suave, la miga es justa y no es en absoluto complicada.

Ingredientes:
350 gr de Harina común
120 gr de Harina integral
150 gr de Masa madre activa
250 gr de leche como (líquida y sí, pesada en gramos)
60 gr de Agua
1 cda de Miel, de la más rica que tengan
6o gr de Manteca (mantequilla)
3 gr de levadura seca (opcional, solo si su masa madre no está muy activa)
1 cdita de Sal

Preparación :
Si tienen la maquina para amasar, simplemente poner todos los ingredientes incluyendo la sal y amasar primero a velocidad baja y después a velocidad media- alta unos 7 minutos mas o menos.
Si no tenemos la amasadora lo hacemos todo a mano pero con el proceso de plegado, es decir, unimos todos los ingredientes y dejamos descansar media hora y plegamos una vez, después volvemos a dejar descansar media hora y volvemos a plegar, este proceso lo repetimos unas 4 o 5 veces y dejamos descansar dos horas antes de formar el pan o hasta que duplique su volumen .
Si no recordás como es el plegado podes verlo en el vídeo aquí.
En un recipiente untado con un poquito de aceite colocamos la masa y dejamos descansar unas tres horas o hasta que duplique su volumen.
En la mesa enharinada colocar la masa y sacarle un poquito el gas pero no apretar demasiado , estirarla tratando de formar un rectángulo y enrollar.
Colocar en un molde de budín cubierto con papel manteca o enmantecado y enharinado y tapar con un trapo esperando que crezca.
Precalentar el horno a 180°.
 Pintar con manteca derretida o leche y hornear a 180° unos 45 minutos  más o menos.
Ni bien sale del horno y después de hacer la prueba de cocción, pintar con leche para que la cascara quede tierna.

Esa es toda la historia y la verdad que sale un pan muyyyyyy rico.
Hasta pronto mis amigos

Jarabe de Sauco (Holunderblütensirup)


Hola gente linda, hoy paso a dejarles una receta muy refrescante para el verano, el jarabe de sauco, muy querido por estos lados, rico, fresco y super fácil de hacer.
Yo voy a dejar la receta tal cual se les enseña a los chicos aquí en la escuela, es de su libro cabecera con el que aprenden a cocinar  (si, a los chicos aquí se les enseña a cocinar en la escuela, planchar, cocer y limpiar) y que la verdad está muy bien.


Ingredientes:

12 flores de sauco abiertas 
1 litro de agua
1kg de Azúcar 
20 gr de Acido citrico (o el jugo de tres limones)


Preparación :

En un recipiente ponemos los racimos de flores limpias (no lavadas, solo las sacudimos para limpiarlas un poco) y el agua y dejamos en un lugar soleado durante 24 horas que repose, también se las podría dejar hasta 48 horas pero yo ya hice ese intento y se me pudrió la historia así que considero que con 24 horas es suficiente .
Pasadas las 24 horas colamos esa agua aromatizada y agregamos el azúcar y cocinamos unos 5 minutos, agregamos el ácido cítrico o el jugo de limón , cocinamos uno o dos minutos más  y envasamos en botellas esterilizadas, tapamos y dejamos enfriar y ya está listo para consumir.
Con mucho hielo y agua está muy rico, con mucho hielo y agua con gas ya es un lujo y con mucho hielo y prosecco, ni les cuento!


Prost! 

Jarabe de lilas para disfrutar la primavera


Hola amigos, cómo están llevando esta primavera?... Especial, no? 
Bueno para disfrutarla un poquito les traigo este rico sirope de lilas, tan fresco y delicioso como el perfume de estas flores. 

Ingredientes:

1 Frasco grande con tapa
18 flores de Lilas o tres tasas de flores
1 litro de Agua
500 gr de Azúcar 
15 gr de Acido citrico (o el jugo de dos limones)
5 Arándanos (opcional )

Preparación :
Cocinamos el agua con el azúcar  durante 5 minutos aproximadamente (o un poquitito mas si lo quieren más concentrado como lo hice yo porque lo quiero usar para perfumar cremas o tortas), antes de sacarlo del fuego agregar el ácido cítrico o el jugo de limón y los arándanos un poco aplastados para que suelten el color, dejar enfriar y agregar las flores, solo las flores que no quede nada de verde porque los palitos verdes hacen que el sirope se ponga amargo.



Ponemos todo eso en un frasco y lo tapamos, lo guardamos en la heladera para que suelte el aroma en frío por una semana.


Cada tanto lo movemos con una cuchara y al tercer día ya probamos si de sabor nos gusta.
Cuando ustedes decidan que ya está a punto entonces solo queda filtrarlo pasándolo por un paño de lienzo o gasa o un filtro de café.
Se conserva en la heladera.
Se lo sirve con agua con o sin gas y a disfrutar.
Como ya dije, yo lo quiero bien concentrado porque tenia ganas de preparar unos macarons con relleno de crema de manteca con queso y aromatizado con jarabe de lilas y relleno con frambuesas frescas. 


Y aquí están y con ese juguito refrescante y ese aroma que te emborracha también esta la primavera maravillosa.
Espero que lo disfruten!


Arroz con leche pero de coco


Hoy traigo una receta de uno de los restaurantes vegetarianos que más me gustan de Zurich y tanto como ese restaurante me gusta este arroz con leche.

Ingredientes:

200 gr de Arroz para risotto
800 ml de Leche de coco
50 a 80 gr de Azúcar 
50 gr de Coco rallado (previamente tostado un poquito)
30 gr de Castañas de caju o pistachos 
30 gr de Cranberrys
5 capsulas de Cardamomo o 1 cdita bien cargada de Cardamomo en polvo (o de canela)
100 a 200 ml de Agua

Preparación:

Cocinamos el arroz con el agua, la leche de coco  y las semillas de cardamomo hasta que comienza a hervir, bajamos el fuego mezclando constantemente, agregamos el azúcar  y el coco rallado , mezclamos unos 30 o 40 minutos hasta que el arroz esté  bien cocido. 
Rompemos un poco las castañas de caju y junto con los cranberrys añadimos al arroz con leche, tapamos y dejamos entibiar antes de servir. 
Si usamos el cardamomo en polvo entonces lo agregamos al final junto con las nueces y las pasas.
Si no tenemos esas nueces podemos usar almendras y también podemos cambiar las pasas por pasas de uvas o damascos cortados en cubitos.

Espero que lo prueben y se dejen sorprender con esos sabores!
Besitos

Scones de almendras y avena con miel y frambuesas


Hace unos días cuando nos llamaron al encierro, lo primero que pensé fue en aprovechar este tiempo y alimentarme sano, jajajaja, las ideas locas que uno puede llegar a tener! Me comí de todo, hasta lo que normalmente no comería ni muerta de hambre (como brownies super chocolatosos y cheesecake o cookies de maní)... en fin, que llegó un día en el que ya no daba más y tenía la sensación de que iba a explotar y mi querida amiga Carito, la que es re sana y natural me dijo: por que no dejas las harinas y comes más con avena?. Bueno, porque no?. Y es ahí cuando comienza la aventura de hornear estos scones mas sanos...
Gracias Caro por el dato y por aguantarnos a todas nosotras después de tantos años... sobre todo a la Voyo y a la San Román... y la Colladello ni ablar!!! (ni que te digo de la flaca y la enana que se hacen las buenitas pero son de terror). Convengamos que la más buenita de todas soy yo, o no?
Bueno, dejo de ventilar los trapitos y paso directo a la receta.


Ingredientes:
150 gr de Harina de avena
150 gr de Harina de almendras (son las almendras trituradas hasta llegar a estar tan finita como la harina y para que no se me haga una pasta las trituré junto con la avena )
1 cdita de Polvo de hornear
1 cdita de Bicarbonato de sodio
1 pizca de Sal
1 cdita de Extracto de vainilla (yo usé las semillas de una vainilla entera)
50 gr de Manteca (mantequilla) bien fría o aceite de coco
1 Huevo
2 cdas de Miel
1 Limón, la relladura y el jugo
1 puñado de frambuesas 

Preparación :
Calentamos el horno a 160°
En un bols ponemos las dos harinas, la sal, el bicarbonato, la ralladura de limón, la vainilla y el polvo de hornear y mezclamos bien, agregar la manteca y con la mano mezclamos y hacemos grumitos pero  lo hacemos rápido para que no se caliente demasiado la manteca. Aparte batimos el huevo con la miel y el jugo de limón y lo agregamos a la mezcla anterior y con muchísimo cuidado incorporamos las frambuesas, cuidado de no romperlas, unimos todo y con un poco de paciencia formamos un disco con la masa. Cortamos en 8 y al horno por media hora o un poquitito más, hasta que esté doradito.
Con mucho cuidado sacarlos y dejar enfriar en una rejilla. 
Son tiernos y deliciosos, yo no tuve ni que agregarle crema o mermelada, así como salieron están buenísimo.
Que los disfruten!



Pan de masa madre de trigo (receta básica y sin amasado)


Hola amigos, cómo van esas masas madres?
Ya están super activas?
Ya podemos lanzarnos a la aventura de hornear?
Buenísimo!!! 

Antes de empezar quiero contarles un par de implementos y tips que van a necesitar para que sus panes se vean de revista.

Lo primero que tienen que tener en cuenta que este pan les va a llevar tiempo así que lo mejor es planearlo. 

Para mí  con esta receta aprendí a quitarme el miedo de hacer pan y es la que yo utilizo de base, le voy cambiando las harinas como me va pareciendo pero eso lo empecé a hacer después de un buen tiempo de practicar repitiendo hasta que un día  decidí que ya estaba preparada para empezar a experimentar mas con distintas harinas y cantidades.
Buena suerte y a divertirse!

Ingredientes:

50 gr de Masa madre de trigo (o de lo que tengan)
60 gr de Harina de trigo para pan  o de fuerza
25 gr de Agua 
+
410 gr de Harina de trigo común (la que se usa para hacer pan)
290 gr de Agua
2 gr de levadura fresca (serían como 2 granitos de arroz) (opcional )
+
11 gr de Sal
10 gr de Agua

Procedimiento :
Alimentamos la masa madre junto con los 60 gr de harina y los 25 gr de agua. Mezclamos bien, colocamos la mezcla en un recipiente tapado y dejamos activarse unas 6 horas o toda la noche.
Pasado este tiempo nuestra masa madre estará activa y esperando que la usemos así que con gusto comenzamos a mezclar.
En este caso vamos a usar un pelín de levadura fresca porque si sus masa madre está muy jovencita de unos 4 o 5 días es que todavía no tiene su potencia máxima pero si de lo contrario ya vienen  horneando y usándola de hace rato y ella está  recontra fiestera y activa, entonces pueden olvidarse de la levadura.
En un recipiente hondo colocamos nuestro fermento, la levadura, la harina y los 290 gr de agua y removemos bien ya sea con una cuchara de madera o con la mano hasta formar bien una masa. Tapamos, dejamos reposar media hora mas o menos para que las harinas se hidraten bien y recién incorporamos la sal que tratamos de disolver en los 10 gr de agua antes de incorporarla (cosa que yo nunca lo logré así que le pongo la sal así nomas y el chorrito ese de agua y ya está ).
Mezclamos bien con movimientos envolventes para que la sal se distribuya en la masa.
No podemos poner la sal al principio en la masa porque ella inhibe a la masa madre y nuestros panes no saldrían felices del horno!
Ahora tapamos la masa y dejamos descansar media hora más.
Pasada la media hora que podría transformase también en una hora, eso no importa, no afecta a la masa y amasaremos en pliegues. Nos mojamos la mano y pellizcamos un poco de masa, de lo más profundo del recipiente y estiramos bien hacia arriba y colocamos sobre la masa, hacemos varias la veces lo mismo girando el recipiente hasta dar una vuelta completa. 
Así 

Este paso lo repetiremos unas 4 o 5 veces durante 2 horas para desarrollar bien el gluten y nuestro pan salga divino.
Ahora que pasaron las dos o tres horas lo tapamos y lo dejamos descansar dos horas mas .

Nuestra masa es muy húmeda y parece un monstruo gelatinoso en comparación con los panes que estábamos acostumbrados a amasar? Si, así es y no se preocupen por ello porque  cuanto más agua tenga el pan o mas hidratado mejor dicho, más liviano será y tendrán esos agujeritos divinos que solo parece que los pueden lograr los panaderos, pues no, nosotros también podemos ya lo verán!

Ahora necesitamos un par de implementos para que una vez que formamos el pan lo dejemos descansar y son recipientes profundos. Ya sea una ensaladera tapada con un paño de algodón y bien espolvoreado con harina o los banetones que están muy de moda, se encuentran en todas partes y que son divinos o una canastita también con el paño y espolvoreado con harina. 


Sean generosos al espolvorear porque si no se nos va a pegar al recipiente y el pan va a salir deforme. 
Yo prefiero espolvorear mis banetones con harina fina de centeno pero se puede usar harina de arroz, fécula de maíz , harina de trigo o de espelta.
El cepillo ese no es indispensable pero para mí sí  porque cuando armo los panes no quiero incorporarles más harina así que mientras los voy formando voy barriendo los restos.

Ahora espolvoreamos generosamente la mesada y ponemos nuestra masa con cuidado, estiramos un poco con los dedos para desgacificarla un poquito, no mucho, necesitamos sus burbujas y vamos formando el pan de la misma forma que hicimos los movimientos envolventes anteriores y formamos una bola que pondremos a descansar en nuestro recipiente. En este momento y antes de colocarlo tenemos que decidir si la parte lisa del pan, la contraria del cierre irá al fondo del banetón o no, si la lisa va al fondo, a la hora de desmoldar tendremos que hacer un corte en cruz y si el cierre va para el fondo entonces al volcar el pan para hornearlo el corte será natural y lógico no tendremos que cortar.


Yo prefiero que el corte se haga natural así que uso la parte lisa para arriba. 
Una vez que nuestros panes descansan los tapamos con un paño limpio y los dejamos unos 45 minutos.

Mientras nuestro pan descansa prendemos el horno, aquí  viene un punto muy importante en la producción de este tipo de panes y es la forma de hornearlos.
Yo tengo dos formas de hacerlo, una es sobre una piedra de pizza y la otra es en una olla, la segunda es mi favorita pero la que más me estresa porque siempre tengo pánico de quemarme 🤪.
En cualquiera de los dos casos yo caliento el horno ya sea con la piedra o con la olla tapada a 250° un mínimo de 40 minutos, parece exagerado pero es el camino correcto para que el hierro o la piedra se calienten bien y al abrir el horno no pierdan el calor y cuando ponga el pan este pueda subir divinamente y salga con esa forma perfecta.
Ahora si lo hacemos con la piedra necesitamos también tener un recipiente como una placa de horno y en lo posible que esté debajo de la piedra para poner agua así agregamos el vapor que necesitamos para que nuestra cascara quede crocante.
Si lo hacemos en una olla, no importa cual, lo importante es que tenga una tapa, ponemos pasado el tiempo de precalentamiento, el pan en la olla, no necesita ni harina extra para el piso ni papel de hornear si es que esta está bien caliente nuestro pan no se pegará, lo tapamos, bajamos la temperatura a 230 °y horneamos 25 minutos con tapa, sacamos la tapa y horneamos 15 a 20 minutos más dependiendo de como les guste el color del pan y si es que ya está bien cocinado. a mi me gustan biiiiiiiiiiien dorados pero aveces la cascara de este pan no es apta para gente mayor con dentadura postiza 😉.
Ahora, si tomamos el método de la piedra de pizza , ponemos el pan sobre papel de hornear o si quieren directo a la piedra pero este tendría que estar bien espolvoreado con harina, ni bien el pan este en el horno volcamos medio dl de agua en la asadera del horno y rapidísimo como un rayo cerramos la puerta del horno, bajamos la temperatura a 230° y horneamos 25 minutos, pasado este tiempo, abrimos la puerta para dejar salir el vapor y horneamos de 15 a 20 min más para terminar la cocción .
Si su horno tiene el modo ventilador entonces bajamos 10° la temperatura.
Yo tengo uno eléctrico y yo uso con la piedra solo temperatura de abajo pero si lo hago en la olla pongo calor de abajo y arriba. 

La otra peculiaridad que tienen los panes de masa madre es que no se los puede cortar en caliente y que al segundo día están mas ricos que recién horneados. Es tan importante como el horneado el enfriado y tiene que ser sobre una reja para que el agua no condense dentro del pan.

Ahora solo queda no tener pánico, quizás que al principio es mucho por leer pero una vez que le agarramos la mano es muy difícil de parar de hornear y cada pan que sale del horno es una felicidad increíble .


Lo último que me queda por decirles es que tengan cuidado con las harinas, no todas absorben la misma cantidad de agua así que dejen siempre un poquito de agua tipo 20 gr aparte para ir aumentándoselo si lo necesitan, es mejor comenzar con menos agua y con el tiempo ir aumentando.
Pueden usar harinas integrales pero al principio pongan una parte más grande de la común y una parte de la integral y van viendo como les funciona. 
Horneen, horneen, horneen y no tiren la toalla que lo casero es siempre mejor, no tiene conservantes y solo eso ya disminuye un montón el tema de las intolerancias y alergias.
Disfruten y diviértanse !

Y ahora sí, a prender el horno!

El misterio de la masa madre


Hola amigos, viendo y considerando que en un montón de lugares en este pequeño mundo está escaseando la levadura y por el reiterado pedido de la receta de la masa madre paso volando a dejarles la receta y un par de consejitos sobre ella y como utilizarla.

1*
Qué es la masa madre?
Es un fermento natural o una levadura alternativa con un sabor distinto pero que deja al pan con gusto a pan y cuando les pica el bichito de trabajar con ella te queda una sensación de felicidad increíble .

2*
Cómo o se hace la masa madre?
Hay un montón de formas de hacerla pero por lo general solo se utiliza en partes iguales agua y harina.

3*
Cuánto  tarda en hacerse una masa madre?
Eso depende del lugar en donde vivan, en un lugar cálido será mucho más  rápido que en un lugar frío o que en lo alto de una montaña. Por lo general es un mínimo de 4 días para recién poder utilizarla pero personalmente me gusta más  activa.

4*
Cómo se cuándo está activa?
Te darás  cuenta al ver como duplica o triplica su volumen y lo podrás  ver en la cantidad de burbujas.

5*
Cuál es la fórmula mágica?
para el primer día mezclo 
25 gr de agua más 25 gr de harina (de la que quieran, no es necesario que sea integral o de un molino de la alta montaña de la región del Cáucaso traída al lomo de camellos con capas brillantes y aros dorados, no, para nada, con una harina común y corriente de la despensa de la esquina funciona lo más bien, siempre y cuando no sea una harina leudante si no la más común apta para hacer pan).
Y cuál es la que uso yo? Bueno en la mayoría de los casos trato de usar buenas harinas biológicas y en lo posible integrales y de molinos chicos pero lo hago mas por convicción que por resultados porque cuando pruebo las del supermecado también funcionan lo más bien.
La mezcla del primer día les  quedará un lindo engrudo como el de esta foto.


A la izquierda hice una masa madre de centeno y a la derecha una de espelta que no es integral.
Ahora pasamos ese engrudo a un frasco en lo posible que sea de lo mas sencillo  sin tantos bordes o bocas angostas o super exóticos como la lámpara de Aladino. Con que esté bien limpito y con tapa basta y sobra.


Y así la dejamos descansar 24 horas.
Al siguiente día repetimos el proceso .
25 gr de agua que diluimos en la masa madre y una vez disuelta le agregamos los 25 gr de harina, mezclamos bien, tapamos y dejamos descansar 24 horas más.

6*
Tengo que ponerle la fecha a mi masa madre?
Si, porque es una guía que tendremos después para saber cuando alimentarla y es más bien como escribir la fecha de su nacimiento. 
Hay algunas masas madres que llevan orgullosamente mas de mil años vivas, otras cientos y la mía ya lleva dos. Para algunos es una estupidez ese tema, para mí es pura alegría ver que todavía no he matado mi bicho 🤪.
Algunos incluso al momento de ponerles la fecha de nacimiento les ponen un nombre, yo personalmente ni loca lo haría o cada pan que haga al final voy a pensar que es el hijo de mi Pirula y me va a dar pena el momento más esperado del pan que es meterle bien el cuchillo y ver como son sus intestinos 🤨. Bueno, mejor cambiemos de tema!


Al tercer día ya comienza a llenarse de burbujitas divinas y ya te dan ganas de hacer pan, pues no, todavía no se puede! Tengan paciencia carajo que ya vamos a poder!!!
Aquí  también agregamos 25 gr de agua, mezclamos bien y 25 gr de harina.
Y ya llegamos al cuarto día y vemos como nuestra masa madre nos empieza a pedir más alimento y entonces o doblamos la cantidad de harina y agua o la empezamos a alimentar cada 12 horas o cada 18, o simplemente no le damos bola, la dejamos un poco con hambre y seguimos usando el mismo procedimiento como hasta ahora y que se vaya a llorar al campito!

7*
Cual es el lugar favorito de mi masa madre?
Es un lugar cálido, no tiene que ser caliente ni muy frío.
Yo la tengo en la mesa de mi cocina pero aveces la traslado al sótano donde está mucho más fresco y ella está muy contenta.

8*
Cual es la temperatura del agua para hacer mi masa madre?
Temperatura ambiente es lo recomendable pero yo ya usé agua de la heladera y la verdad es que nunca se vengó de mí.

9*
Tengo que usar agua mineral para hacerla?
Bueno, si estás en Andalgalá con el problema del agua potable que tenemos entonces te diría que sí pero si estás aquí en Zúrich con la buena calidad del agua de la canilla que hay es suficiente. 
Ahora si estás en la montaña y tenes agua pura de deshielo, pues ni lo dudes, usa porfi esa (y si justo te trajeron la harina los camellos, da por hecho que tu pan te saldrá supesónico!).

Y ya llegamos al quinto día y tu masa madre está que explota de felicidad!

Ahora la podes usar!
Por favor nunca uses toda tu masa madre, deja siempre un poquito, aunque sea lo que se pega en las paredes del frasco para poder guardar.

10*
Qué  hago con lo que me sobre de masa madre?
Si ya pasaron un montón de días que no paramos de hornear porque estamos obsesionados pero los vecinos y en tu casa te piden a gritos que apegues de una vez el horno, entonces la alimentamos de nuevo y la ponemos a dormir en la heladera.

11*
Como reactivo o despierto mi masa madre?
No necesitas un rayo láser  o una varita mágica, solo saco una cucharada de masa madre y simplemente la vuelvo a alimentar con las cantidades de harina y agua que nos indiquen las recetas. Dejo que el monstruo se active unas 6 horas como mínimo o hasta que duplique su volumen y ya la puedo usar. Yo normalmente hago ese proceso a la noche antes de irme a dormir y a la mañana siguiente ya la puedo usar.

12*
Estoy aprendiendo a hacer pan, necesito una masa madre de cada cereal que vaya a utilizar?
En principio no! Claro que los maestros panaderos y algunos fanáticos  las tienen de cada cereal, de todo tipo de colores y aromas pero nosotros pobres infelices que estamos aprendiendo a hacer un buen pan o que ya llevamos haciendo desde hace un tiempo, no, no la necesitamos con tantas variaciones. Solo es importante que si vamos a hacer un pan la alimentemos con la harina que vamos a utilizar.

13*
Hacer pan con masa madre es lo mismo que con levadura ?
No, primero que los tiempos de leudados son muchos más lentos, hacer un pan con levadura por ejemple te puede llevar 2 a 3 horas (o más dependiendo de la receta y el proceso ) y uno con masa madre te lleva un mínimo de 15 horas.

14* 
Se justifica tanto trabajo?
Definitivamente sí! Primero por el sabor que tiene el pan y segundo porque es mucho más digerible, más agradable, es un pan distinto.
En tercer lugar el pan tiene un envejecimiento muchísimo mas lento que incluso cuando utilizamos algunas harinas muy rústicas el pan no puede llegar a durar hasta una semana en buen estado.
Y tanto trabajo no es, es solo mucha espera pero es incluso más fácil que hacer un pan amasado, con un buen planeamiento del tiempo podemos hacer panes maravillosos con un efecto GUAU!

15*
Es adictivo este proceso ?
Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, tienen en algún momento que aprender a decir :basta! Ahora mi chiquita te vas a dormir hasta nuevo aviso y me dejas hacer otras cosas que no solo a pan vive la gente! Y cuando te ponga cara de "yo no fui", no le tengas lástima ni flaquees, la mandas a dormir y que aprenda a descansar un poco. (Se firme, puede llegar a ser muy manipuladora).

16*
Esta descansando en la heladera y le salió un jugo negro ponzoñoso, venenoso, hediondo . La tiro?
Nooooooooooo, le tiras ese jugo ( que algún que otro tacaño lo usa para hacer salsas para ensalada 🤢), le quitas un poco de la parte de arriba y la usas así como está.

17*
No usatse tu masa madre por un tiempo, que haces?
Simplemente cuando te acordés la volvés a alimentar y la volvés a poner en la heladera.

18*
Te recontra olvidaste de tu masa madre en la heladera y le salió un hongo peludo, que pasó?
La cagaste!
La mataste!
Game over!
Empezá de cero y esta vez quererla un poco más!
(te arrepentiste de ponerle un nombre?, ves? yo te lo dije! mejor que sea anónima! por las dudas no?)

19* 
Al principio usen la harina que quieran porque esta aventura es de prueba y error, cuanto más probemos  mejor irán saliendo nuestros panes y a no tirar la toalla que esto es una aventura para valientes pero a medida que vayan sacando mejores panes por favor usen buenas harinas ya que estarán llevando un buen producto a su familia o sus queridos.
También es cuestión de acostumbrarse al sabor de estos panes, recuerden que al ser una masa ácida , cuanto más tiempo de reposo tenga la masa más ácido será el pan pero también tendrá mas nutrientes y será  muchísimo más digerible .

20* 
No me gusta el pan tan ácido , le puedo bajar la acidez ?
Bueno, si, cuanto más activa y más usemos nuestro fermento menos ácido nos saldrá pero también  se le podría agregar una cucharadita de miel y esto cortaría la acidez .

 21*
Y si tengo alguna duda?
Entonces te vas al millón  de tutoriales que hay por las redes o simplemente me lo preguntas y yo te ayudo!

22*
Con todo este cuento estoy preparado para intentarlo?
Pues claro, ni lo dudes! Si puede yo, porque vos no?

23*
Suerte y bienvenidos al "mundo de los adictos a la masa madre"!!!



¿Te gustaría probar los alfajores argentinos?

Contacta conmigo